Seleccionar página

Mientras aportan más seriedad al mundo de la música electrónica, estos cinco pianistas deslumbran con sus directos por todo el planeta. Con su destreza a las teclas nombramos las cualidades de algunos de los mejores productores del género del momento.

La escena internacional se ha visto invadida por la música electrónica desplazando a otros géneros desde las altitudes deslumbrantes del mainstream hasta el subsuelo más oscuro del underground. Pero no todo se basa en beats y bombos secuenciados, los firmes andamios de la tecnología que sustenta a este género están quirúrjicamente sostenidos por pilares muy firmes. Podríamos afirmar que gracias al auténtico arte de alguno de los mejores pianistas modernos del momento (y de su previo aprendizaje en escuelas musicales) la electrónica es más música que nunca.

No nos tiembla la mano al afirmar que gracias a pianistas como los que vamos a pasar a nombrar (y sus composiciones) la evolución en la música sigue siendo uno de los motores más potentes en el mundo del arte y la vanguardia. Disfruten con las maravillosas combinaciones de estos cinco portentos y, ante todo, abran sus mentes.

Nils Frahm

Ya sea con pianos o con teclados digitales este alemán ha conseguido llevarse elogios de los críticos musicales más exigentes del momento. Con la única ayuda de sus diez dedos y un escenario repleto de instrumentos descuartizados ha logrado ovaciones en localizaciones repartidas por el mundo entero. Actualmente está arrancando una gira para presentar su nuevo disco ‘All Melody‘, largo grabado en Funkhaus, un estudio situado en Berlín construido previamente para orquestas sinfónicas y tercios más clásicos. Este Says ha sido una de las pruebas más características de su rotundo éxito (de sus casi 80 conciertos confirmados más de 80% están Sold Out).

Ólafur Arnalds

Con apenas 30 años el islandés arrancó como batería de hardcore y metal para terminar convirtiéndose en uno de los pianistas más influyentes de su país. Tanto en solitario como con su formación Kiasmos (junto a Janus Rasmussen) se ha sumado a una nueva ola melódica y lumínica de la música electrónica. Se le ha visto actuando más de una vez con el antes mencionado Nils Frahm, si os gusta aconsejamos seguir investigando. Esta es una de sus mejores apariciones en la conocida radio americana KEXP.

James Blake

Uno de los más jóvenes de la lista pero puede que el más experimentado sobre los escenarios. El cantante, compositor y pianista británico tocó el cielo con su homónimo ‘James Blake‘, debut en forma de disco que todo melómano recomendaría a sus cercanos. Apareció en la escena primero como productor de dubstep (género casi desaparecido que ascendió como un cohete para caer de las listas de ventas en la electrónica) para posteriormente darse cuenta de que su verdadero poder se acercaba más al trabajo acústico sin dejar los cables de lado.

Todd Terje

Muy diferente a los anteriores,  Todd Terje ha cabalgado la escena con una música mucho más divertida y colorista. También con un inicio más efectivo como DJ, el noruego paseó su ‘It’s Album Time‘ por la escena festivalera mundial aunando gustos musicales. Este concierto será recordado por los años de los años. A bailar toca.

Floating Points

Al igual que todos sus compañeros en esta lista, el joven Sam Shepherd (nombre detrás de Floating Points) también pasó por una etapa previa como compositor clásico. Venido de Manchester, en realidad desarrolló primero su carrera como DJ en Londres, donde conoció la música de referentes como Theo Parrish. Fue con su versión más musical en los escenarios cuando llegó el mejor Floating Points. Llamado a ser uno de los mejores compositores modernos del futuro, este inofensivo gafitas tiene el respeto ganado de todo el equipo de Musicopolix.