Seleccionar página
Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un error habitual que cometemos cuando nos animamos a tocar la guitarra eléctrica es centrarnos en las cualidades del instrumento, mientras descuidamos otros elementos igual de importantes para obtener el sonido deseado… El amplificador es uno de ellos. Está claro que de nada sirve comprarse la guitarra más cara o de mejor calidad del mercado, si no contamos con un amplificador adecuado que logre sacarle el mejor partido; por eso, desde MusicNexo hemos preparado una nueva guía de compra, esta vez sobre cómo elegir el mejor amplificador para guitarra eléctrica. Presta atención a estos puntos que detallamos a continuación, y estarás más cerca de conseguir el equipo perfecto para tus necesidades. ¡Empezamos!

Tipos de amplificador para guitarra eléctrica

partes-amplificador-para-guitarra-electricaUno de los primeros aspectos que conviene analizar para elegir el amplificador que más nos conviene es el tema de la distribución. Respecto a esto, debes saber que un amplificador está compuesto fundamentalmente por tres secciones:

– El preamplificador, que es donde se procesa la señal que viene de la guitarra. Aquí es donde se lleva a cabo la saturación, la distorsión, la ecualización y el resto de efectos que dan como resultado ‘el tono’.
– La etapa de potencia, que es la sección que eleva la señal y le da la potencia necesaria para que sea escuchada.
– El altavoz, que es lo que vibra con la señal que llega desde la etapa de potencia, reproduciendo finalmente el sonido.

Una vez ya conocemos los tres componentes fundamentales de un amplificador para guitarra eléctrica, vamos a hacer un repaso por los tres tipos fundamentales que encontrarás en el mercado. Recuerda que lo mejor para elegir es preguntarte a ti mismo sobre el uso que vas a darle: ¿lo transportarás a menudo? ¿lo necesitas para tocar en casa o a nivel profesional? ¿vas a practicar con diferentes estilos? Una vez tengas esto claro, ya puedes pasar a analizar las distintas ventajas e inconvenientes que tienen para ti los distintos tipos de amplificador.

El combo

El combo integra todos los elementos del amplificador (previo, etapa de potencia y altavoz); dando lugar a una unidad con un sonido y un tono específicos. Ésta es la opción más popular, especialmente para aficionados o músicos que aún están aprendiendo, ya que tiene claras ventajas de comodidad y facilidad de uso: no hay que andar transportando ni conectando varios aparatos, y contamos con la seguridad de que sonará bien, ya que no hay que estar configurando los distintos elementos. Por otro lado, debes saber que hay combos más pequeños y simples, y otros con varios canales que permiten varios tipos de sonido, pero -en general- este tipo de amplificador para guitarra eléctrica ofrece menos versatilidad, ya que tiene el sonido mucho más restringido.

Amplificador combo Line 6 Spider IV 30

Cómpralo en MusicNexo

El cabezal

Esta opción es mucho más utilizada en el ámbito profesional. El cabezal integra un preamplificador y una etapa de potencia, pero requiere de un altavoz o bafle exterior (de potencia igual o superior a la del cabezal) sin el cual no se tiene sonido. Lo bueno de optar por un stack (como comúnmente se conoce a la distribución de cabezal más altavoz) es que -en general- el rendimiento y la calidad del sonido es mejor (los cabezales suelen tener un trabajo más minucioso en el preamplificador y la etapa de potencia); además de que ofrece mayor versatilidad, ya que permite jugar con diferentes altavoces o pantallas de características diferentes e ir alternando.

Amplificador Cabezal Vox AC30 Custom Head

Cómpralo en MusicNexo
Amplificador cabezal Vox AC30 Custom Head
839,08 €

El previo

Se trata de un sistema de amplificación muy concreto que no tiene altavoz ni etapa de potencia; de forma que, aunque el previo ofrezca un tipo específico de sonido, puede ser combinado con diferentes etapas de potencia y éstas, a su vez, con diferentes altavoces o pantallas. Por lo tanto, la ventaja fundamental de esta distribución (conocida como rack) es que ofrece posibilidades infinitas, aunque su transporte se complica todavía más al tener que cargar con -al menos- tres aparatos y se trata de una opción sólo recomendable para músicos experimentados, ya que simplemente variando un pequeño parámetro, el sonido puede cambiar radicalmente y complicar la configuración.

Amplificadores de modelado

Es imposible pasar por las distintas distribuciones sin mencionar la opción que ofrecen los amplificadores de modelado o digitales, ya que -aunque su existencia es relativamente reciente- en los últimos años se han convertido en una de las elecciones más comunes entre los guitarristas. Los amplificadores de modelado son unidades de efectos DSP para guitarra que emulan el sonido de una amplia gama de amplificadores y cabinas de altavoz, de forma que ofrecen una ventaja obvia frente al resto de opciones: la comodidad de tener muchos amplificadores y altavoces diferentes, todo en una sola unidad y con el simple gesto de pulsar un botón (incluso, hoy en día, hay unidades que incorporan efectos de guitarra, efectos de sobremesa, amplificadores, pedales e incluso programas informáticos). Ciertamente, aunque el sonido que ofrecían al principio era poco convincente, la tecnología ha avanzado tanto en los últimos años que ha terminado por convencer incluso a los más intransigentes.

Amplificador Cabezal Yamaha THR 100H

Cómpralo en MusicNexo
Amplificador cabezal Yamaha THR 100H
647,97 €

Amplificadores a válvulas VS. amplificadores a transistores

Junto a la distribución, el otro factor fundamental para la elección de un amplificador para guitarra eléctrica es la tecnología de amplificación: válvulas o transistores. Los amplificadores a válvulas fueron los primeros y los que dominaron el mercado hasta los años 60, cuando aparecieron los amplificadores de transistores para ofrecer a los guitarristas equipos más ligeros, resistentes y potentes. Sin embargo, y aunque la tecnología de transistores parecía resolver la mayoría de los problemas de las válvulas, muchos siguieron defendiendo la tecnología original, ya que parecía ofrecer un sonido más cálido… Hoy en día, decidir entre uno y otro depende mucho de los gustos particulares y -como con casi todo- del estilo musical.

Amplificadores a válvulas

La primera particularidad de los amplificadores a válvulas es la respuesta: son mucho más sensibles al toque del músico y al tipo de guitarra, variando considerablemente el sonido de una forma de tocar a otra. Además, ofrecen un sonido que suele calificarse como ‘vintage’ -que se caracteriza por tener una distorsión única y mayor calidez– y ofrecen la sensación de que suenan más altos… Sin duda, los puristas y amantes del sonido más clásico y orgánico defienden el amplificador para guitarra eléctrica a válvulas; pero tampoco pueden negar sus inconvenientes: son más pesados, requieren de más mantenimiento, son más caros y requieren de un calentamiento previo (el sonido mejora después de un rato).

Amplificador Cabezal Peavey VALVEKING II 100

Cómpralo en MusicNexo
Amplificador Cabezal Peavey ValveKing II 100
790,00 €
599,00 €

Amplificadores a transistores

Respecto a los amplificadores a transistores, ofrecen una respuesta más controlada y plana; sin embargo, hay que destacar que, en los últimos años, la tecnología en esta clase de amplificadores se ha desarrollado considerablemente, y hoy por hoy son capaces de ’emular’ el sonido de los amplificadores a válvulas de forma bastante fiel. Además, este tipo de amplificadores a veces también incorporan otros efectos, por lo que ofrecen mayor versatilidad, a menor precio.

Por último, también hay que mencionar un tipo de amplificador híbrido, que combina válvulas y transistores, ofreciendo un sonido y una respuesta a medio camino entre los dos, con menos coste y mantenimiento que los amplificadores a válvulas, y con mayor rango dinámico que los amplificadores a transistores.

Amplificador FENDER MUSTANG 3 V2

Cómpralo en MusicNexo
Amplificador Fender Mustang 3 V2
301,93 €
224,94 €

Otros elementos a tener en cuenta en los amplificadores

Aunque ya hemos tocado los dos puntos más controvertidos (distribución y tecnología), hay otros aspectos que también conviene valorar a la hora de elegir tu amplificador para guitarra eléctrica:

amplifier– La potencia debe elegirse en función del uso que vayas a darle a tu amplificador para guitarra eléctrica. Así, tus necesidades variarán dependiendo de si vas a tocar en pequeñas salas de ensayo o en grandes directos. Aún así, los grandes espacios y locales de tamaño medio suelen contar con un equipo de sonorización externa adicional; por lo que lo normal es que, en estos casos, no necesites más de 50w en un amplificador a válvulas y 100w en un amplificador a transistores. Por otro lado, si vas a practicar en tu casa, será suficiente con 5w en válvulas y 20w en transistores.

– El número de canales va a influir considerablemente en la flexibilidad del amplificador. Hay amplificadores que tienen varios, pero lo recomendable es que -al menos- tenga dos: un canal de limpio (donde la señal será lo más pura posible) y un canal de overdrive (que añade distorsión). En general, este tipo de amplificadores ofrecerán más versatilidad que los mono-canal.

– En cuanto a los efectos, hoy en día hay amplificadores que incorporan gran cantidad de ellos; sin embargo, si no tienes pensado utilizarlos mucho, lo mejor es que optes por un amplificador para guitarra eléctrica con menos o ningún efecto (que tienen menor coste) y, si quieres usar algún efecto en concreto, le añadas los pedales que quieras.

Aunque hay otras muchas cuestiones más específicas que podrían ayudarte a decantar la balanza por uno u otro equipo, éstos sin duda son los factores fundamentales que te acercarán a tu amplificador ideal. Una vez ahí, si sigues teniendo dudas, nuestra recomendación es que consultes con algún especialista… Recuerda que en MusicNexo tenemos un buen equipo de expertos que estarán encantados de asesorarte, ¡así que no dudes en consultarnos!

  • Tweet