Seleccionar página
Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Es, seguramente, la primera pregunta que se plantearon todos aquellos guitarristas que, en un momento determinado de sus vidas, se enamoraron del sonido de Ry Cooder, Derek Trucks, Duane Allman o Eric Sardinas… todos ellos, maestros de una técnica empleada para tocar la guitarra y cuyo sonido resulta único e hipnótico: el slide. ¿Ahora que te has animado a usar slides para guitarra, te preguntas por dónde empezar? Es normal… Por eso, desde MusicNexo vamos a echarte una mano desgranando los orígenes, las claves fundamentales y todo lo que debes saber para dominar esta técnica. ¡Empezamos!

bottleneckUna botella, el principio de todo

Hoy en día, esas notas ‘llorosas’ que se aprecian en estilos musicales como el blues o el country son posibles gracias al uso de slides para guitarra; sin embargo, esta técnica ya se llevaba a cabo el siglo pasado, sólo que de una forma distinta… Fue a principios del siglo XX, cuando a un músico de blues del sur de Estados Unidos se le ocurrió cortar el cuello de una botella y usarlo para tocar la guitarra(por eso, esta técnica en ocasiones también recibe el nombre de ‘bottleneck’, es decir, ‘cuello de botella’). ¿Cómo lo hizo? Colocándose el cilindro de la botella en el dedo y deslizándolo por las cuerdas después de las notas para generar ese sonido tan particular, similar al lamento de una persona.

Fue después de eso, cuando el uso de esta técnica comenzó a generalizarse… Eso sí, los instrumentos empleados en aquella época (no sólo botellas, sino también anillos, navajas y otros objetos similares) difieren bastante de los slides para guitarra que podemos encontrar hoy en día. Lo cual nos lleva al primer punto que debes tener en cuenta si quieres empezar a practicar esta técnica…

Tipos de slides para guitarra

En la actualidad, se pueden encontrar muchas variedades de slides para guitarra, cuya elección dependerá de los gustos particulares de cada músico o el sonido que se desea conseguir. Prácticamente todos los que se encuentran en el mercado tienen forma tubular, pero difieren en el material del que están hechos. Así, debes saber que -por ejemplo- los slides para guitarra de metal ofrecen un tono más chillón, son más pesados y -por lo tanto- difíciles de utilizar, y no requieren hacer tanta presión sobre las cuerdas; mientras que los de cristal ofrecen un tono más suave y cálido, son más ligeros y fáciles de utilizar, y requieren que se ejerza más presión.

Slide de latón cromado

Slide-Dunlop-Brass-Chromed-228

Slide de cristal

Slide-Dunlop-Cristal-Regular-203

Slide de latón cromado y diseño ergonómico

Slide-Dunlop-Ergo-ToneBar-925

Fíjate, además, en que la medida del tubo sea la correcta: debe ajustarse al dedo en el que lo vas a usar, dejando libertad al resto para tocar los acordes.

Aprendiendo a usar los slides para guitarra

Como ya te comentábamos antes, la técnica para obtener este tipo de sonido se obtiene deslizando el slide sobre las cuerdas, hacia arriba o hacia abajo del diapasón. No obstante, hay varias cosas que debes saber:

– La presión que ejerzas sobre el slide no debe ser excesiva, ya que para conseguir un sonido limpio las cuerdas no deben tocar nunca el diapasón (es decir, se trata más bien de apoyarlo sobre las cuerdas, no de presionarlas). Ten esto en cuenta también si las cuerdas de tu guitarra están demasiado bajas, ya que se necesita una acción alta para poder deslizar el slide sin que los trastes se conviertan en un obstáculo.

– Un aspecto fundamental para conseguir el sonido adecuado es la colocación del slide. Así, cuando tocas la guitarra con los dedos, pulsas las cuerdas justo en la mitad del traste; sin embargo, cuando lo haces con el slide, debes colocar éste justo encima del traste. Además, debes fijarte en que el slide esté totalmente paralelo al traste. Teniendo en cuenta estos aspectos, evitarás desafinar.

– Cuando se usan slides para guitarra es habitual que, además del sonido deseado, se genere un ruido de fondo en la parte de las cuerdas que no se están tocando. Por eso, nuestra recomendación es que te coloques el slide en el dedo meñique o anular para así poder usar el dedo índice y el medio para mutar el resto de cuerdas.

Con estas pautas básicas ya estás listo para coger tu slide y ponerte a practicar.

[embedded content]

  • Tweet